Puro músculo; nuevo récord de triples

Puro músculo; nuevo récord de triples Agencias

(Agencias)

Los Cavaliers evitaron la humillación de perder las Finales por barrida. Con una explosión ofensiva ganaron 137-116 a los Warriors para poner la serie 3-1 y mantenerse con vida.

El que parecía ser un juego de redención para Cleveland fue opacado por las acciones de los árbitros que pusieron en duda su credibilidad con errores y amonestaciones dudosas.

Draymond Green volvió a ser el centro de la controversia, como ocurrió hace un año tras su expulsión en el cuarto juego de las Finales que llevó a su suspensión por un partido.

Con la tensión incrementándose en la segunda mitad del duelo, el delantero cometió una falta técnica que desató la confusión de referees y jugadores. Los Cavaliers pidieron que Green fuera expulsado, argumentando que era su segunda falta técnica del encuentro, pero el delantero se negó a abandonar la duela y aseguró que era su primera falta a pesar de que las estadísticas indicaban lo contrario.

Tras minutos de discusión, los oficiales reconocieron que la falta técnica que reclamaba Cleveland en realidad había sido otorgada al coach de Golden State, Steve Kerr.

El momento de incertidumbre desató el enojo del público que comenzó a abuchear y gritar “¡Draymond apesta!”. Green permaneció en la duela.

Los Cavs tomaron el control de partido con una explosión de puntos desde que inició el partido.

Con la energía de un equipo que se rehusó a la humillación de perder por barrida mantuvieron a Kevin Durant y Stephen Curry sin puntos durante los primeros 10 minutos, lo que les permitió tener ventaja de dobles dígitos.

Los Warriors, que cometieron 12 faltas en el primer tiempo, se vieron incapacitados de igualar a sus rivales.

Tras 12 minutos de juego los Cavs ya tenían 49 puntos. Los vigentes campeones terminaron la primera mitad con 86 unidades para establecer una nueva marca de puntos anotados en una primera mitad en Finales.

El récord anterior lo impusieron los Sixers, con 82 tantos, en 1982, ante los Lakers.

Los Cavaliers terminaron con 24 triples para establecer un nuevo récord en Finales.

“Tenemos ADN de campeón y hoy lo demostramos. Es sólo un juego y será más difícil en el quinto juego”, reconoció LeBron James, quien terminó con 31 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes para llegar a nueve triples dobles en Finales superando el récord de Magic Johnson (8).

“Si no tenemos tantos balones perdidos podemos alguna oportunidad, ellos son un gran equipo”, agregó el delantero estrella de Cleveland.

Ahora la serie regresará a Oakland para el quinto juego de esta feroz batalla, en la que la quinteta de Golden State podría coronarse en casa.

Valora este artículo
(0 votos)
  • tamaño de la fuente