Pensiones

  • Viernes, 09 Junio 2017 06:38
  • Publicado en Editorial
  • Visto 148 veces

México, en la actualidad, debe reformar su sistema de pensiones, a fin de evitar que en los próximos años los trabajadores enfrenten un escenario de bajas pensiones y se genere, por ende, una situación parecida a la de otros países (verbigracia Chile).

                Dichos conceptos son vertidos por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), instancia, que, igualmente, consideró que el Sistema de Pensiones se encuentra en la parte intermedia de su fase de acumulación y que por ello -por fortuna- aún está a tiempo de realizar las reformas necesarias para otorgar mejores pensiones.

                De hecho, la Consar lo configura así: “México tiene aún una ventana de oportunidad para hacer frente a los diversos retos que enfrenta su Sistema de Pensiones, pero debe actuar pronto para mejorar la perspectiva de sus futuros pensionados y evitar generar insatisfacción entre los ahorradores…”

                La adversa situación conlleva un descontento porque sus ahorradores, que aportan el 10 por ciento de su salario al ahorro para el retiro, reciben una pensión de 45% de éste, el cual -se considera por parte de propios y extraños- está por debajo de lo esperado por los pensionados.

                Por diversas causas se ha recrudecido y conflictuado el tema de las pensiones en el país, entre las que se pueden citar los cambios al sistema no han sido dinámicos y sistemáticos, aumento en la esperanza de vida, bajos niveles de cotización y menores tasas de rendimientos.

                Como referencia, el nivel de ahorro obligatorio para el retiro es de 6.5% (entre el trabajador, patrón y gobierno) y se espera que las pensiones que se recibirán al momento que empiece a retirarse los trabajadores será de 30 por ciento del último salario, lo que no cubrirá por supuesto ni lo más elemental.

                Los millones de mexicanos pueden estar seguros que su pensión para el retiro será baja si no hay cambios en el régimen actual; es crucial buscar mecanismos alternativos que permitan a ahorradores elevar su monto y fomentar la captación voluntaria de recursos. Lo anterior no debe tomarse a la ligera, porque las pensiones son una bomba de tiempo que amenaza con estallar.

 

Valora este artículo
(0 votos)
  • tamaño de la fuente