Adulto mayor

  • Martes, 13 Junio 2017 06:41
  • Publicado en Editorial
  • Visto 209 veces

En días recientes,  el Congreso del Estado reformó la Constitución local orientada dicha modificación a reducir la edad para ser considerado adulto mayor, es decir, ya no será manejado como tal a los 65 años, sino a los 60, lo que de suyo es positivo, aunque quizás tenga sus aristas o interpretaciones en sentido diferente.

            Pero de entada, sin duda alguna que lo reformado por las y los integrantes de la LVIII Legislatura es provechoso para un sector vulnerable ante la sociedad, que cada vez más se reduce el abanico de las posibilidades laborales, acceso a la salud, al esparcimiento y consecuentemente a las aspiraciones de mejores estadios de bienestar social.

            De tal suerte que para ampliar el acceso a las políticas que benefician a los adultos mayores, en votación unánime el Congreso del Estado reformó hace unos días la Constitución de Colima, para disminuir de 65 a 60 años la  edad que considera a las personas formar parte de ese sector de la  sociedad.

            La reforma constitucional que, dicho sea de paso, fue turnada a los ayuntamientos para su  aprobación o reprobación en un plazo de 30 días, establece: “Los  adultos mayores a partir de los 60 años, tendrán derecho a recibir  servicios médicos adecuados de manera gratuita en las instituciones de  salud del Gobierno del Estado”.

            Es necesario alentar, estimular y proteger a los grupos de la tercera edad, que si bien aún pueden dar mucho para y por la sociedad, deben ser arropados y respaldados con políticas públicas tendientes a garantizarles u ofrecerles mejores condiciones de vida, porque si bien aún son productivos, paralelamente requieren (y merecen) ser apoyados en materia de salud, apoyos sociales, programas asistenciales

            Se les debe brindar certeza social a aquellas personas en situación de vulnerabilidad, entre lo que se enlistan a los adultos mayores, tomando en cuenta que, con base en los pronósticos y tendencias, para el año 2050 habrá en el orbe más personas mayores de 60 años que niños, por lo que ocuparán más del 20%  de la población mundial.

            Hay que tomar conciencia, pues, con respecto al envejecimiento de la población, lo que, de facto, obliga a promover, como lo reconoce el diputado Héctor Magaña Lara, impulsor de esta iniciativa, diversas medidas en los poderes públicos para proteger a este sector que aún es productivo y, por ende, contribuye al desarrollo.

 

Valora este artículo
(0 votos)
  • tamaño de la fuente
Más en esta categoría: « Del Mazo Acción altruista »