Accidentes viales

  • Jueves, 15 Junio 2017 06:39
  • Publicado en Editorial
  • Visto 147 veces

La Universidad de Colima y la Cruz Roja firmaron el martes reciente un convenio para unir conocimiento, experiencia y esfuerzos, en actividades de prevención, así como para fortalecer acciones en grupos de población vulnerable ante el grave problema de salud pública relacionado a accidentes viales en el estado.

                La firma fue estampada por el Rector de la máxima casa de estudios colimense, José Eduardo Hernández Nava; el Delegado estatal de la Cruz Roja, Raymundo Alberto Covarrubias Bermejo; y la presidenta del Voluntariado de la UdeC, Alicia López de Hernández.

                Dicho convenio, que tendrá vigencia hasta el 2021, tiene como finalidad establecer las bases y mecanismos para la colaboración conjunta con el propósito de unir conocimiento, experiencia, recursos y esfuerzos para realizar actividades como capacitación, prevención de accidentes y fortalecimiento de acciones a grupos y población vulnerable.

                En tal virtud, la Universidad se compromete a través de este esquema participar en el Programa de Prevención de Accidentes Viales que la Cruz Roja implementó desde agosto de 2016 en Colima y Villa de Álvarez, y que ha tenido avances significativos en la materia.

                Ojalá que este convenio no se constriña en este binomio, sino que vaya más allá, que trascienda, que toque las fibras más sensibles de instituciones afines y sociedad en general a efecto de que los resultados sean tangibles en términos cualitativos y cuantitativos.

                Es oportuna esta sinergia que impulsan la UdeC y la Cruz Roja, dado que la seguridad vial y los accidentes de tránsito son una arista que ocupa y preocupa a las instancias competentes, pues sólo basta ejemplificar que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), en 2015 fallecieron en Colima 47 personas por esta causa en zonas urbanas. De igual manera, según la Delegación de la Cruz Roja, al año son siete mil accidentes viales, de los cuales el 60 por ciento ocurren en los municipios de Colima y Villa de Álvarez.

                Hay que hacer votos para que sean más los convencidos en robustecer este convenio a grado tal que permita atender de una forma más integral y eficaz lo concerniente a los accidentes viales y las aristas que se desprenden de éstos, en búsqueda de la solidaridad y el bien común.

 

Valora este artículo
(0 votos)
  • tamaño de la fuente