Agencia

10 Octubre 2017

Por Eduardo Lomelí 

Dentro de una carpintería común, laboraban dos hombres. Un joven y otro de edad madura, entre ellos por diferencias laborales nacía una antipatía que provocó el distanciamiento de amistad, los dos trabajaban ignorándose el uno al otro. Si alguno de ellos platicaba con los demás compañeros, el otro ignoraba la conversación.

Las horas de trabajo corrían con cierta incomodidad para los dos.

Serían las cuatro de la tarde de un 13 de febrero de 1980, recuerdo con exactitud.

Muy cerca de las cuatro de la tarde, un imprudente trabajador dejaba una estufa eléctrica conectada, una madera caía sobre de ella provocando que el aserrín y solventes unieran fuerzas haciendo imposible el control, por la puerta de aquella carpintería salían despavoridos los trabajadores, el interior del taller de muebles se encontraba envuelto en llamas, todos salieron, menos uno. Aquel hombre de edad madura tropezaba con alguna madera, cayendo al suelo.

-falta don miguel-. Se gritaban entre ellos, la desesperación y el pánico que sentían los inmoviliza.

-¿En dónde está Pedro? Preguntaba otro.

-Aquí estaba, si aquí estaba -.se responden unos a otros, de pronto de entre las enormes llamaradas salía pedro, arrastrando a miguel envuelto en una colchoneta en papada de agua, pero la ropa de joven estaba completamente quemada y adherida a su cuerpo, al sentirse fuera de peligro se desvaneció inconsciente, las ambulancias con sirena abierta trasladaban a los heridos a la clínica más cercana, los bomberos trabajaban tratando de apagar el fuego, las llamadas telefónicas no se hicieron esperar para dar parte a los familiares de lo ocurrido, miguel, menos grave preguntó.

-¿Quién me liberó?-. Los compañeros respondieron con temor.

-Quien menos se imagina, ¿no recuerdas nada?-. Él miraba a cada uno de sus compañeros esperando la respuesta.

-No, sólo sé que me caí y perdí el conocimiento. ¿Quién me salvó la vida?

-Fue pedro, tu antipático compañero.

-¿Y cómo esta él? -.preguntó derramando lágrimas por sus mejillas. Apretaba sus ojos ahogando el sollozo que quería escapar de su interior.

-Muy grave, por protegerle se descuidó él, y tiene el 80% de su cuerpo quemado-. Al no poder contener el llanto Miguel lloraba amargamente por el tiempo perdido, por no haberse dado la oportunidad de conocer a un buen amigo.

-tranquilo, tranquilo-. Trataban de devolverle la calma a su compañero. Mientras en el otro cuarto del hospital, Pedro agonizaba al lado de su madre que preguntaba con inconsolable dolor.

-¿Porque te volviste a meter?, ¡si ya te habías salido hijo!-. Pedro, con el dolor de las quemaduras en su rostro, pero mostrando una sonrisa que parecería que veía a Dios, respondió.

-Porque él tiene cuatro hijos que lo necesitan madre, y yo no. Sólo hice lo que tú me enseñaste en la vida mamá, todo estará bien lo prometo-. La sufrida señora acariciaba la frente de su agonizante hijo, la mano amiga que salvó a su compañero de trabajo se desvaneció, su cuerpo quedó sin vida. El amor al prójimo se hizo presente. Una resignación inexplicable fortalecía a la señora, el médico cubría con la sábana aquel cuerpo sin vida que reflejaba una tranquilidad eterna.

 

 

Leer más ...
08 Octubre 2017

Evangelii / gaudium          

(La alegría del Evangelio)

 

Leer más ...
04 Octubre 2017

El Árbol Guardián

 

Eduardo Lomelí

Leer más ...
26 Septiembre 2017
Por Adolfo T. Galicia
 
Dicen en Kabbalah: La vida es un cúmulo de aprendizaje, cada respiración es un aprendizaje, sí no aprendes de la experiencia vivida no te preocupes, la vida se encarga de presentarte los mismos escenarios  con un poco de Dolor más adelante, pero de que se aprende, se aprende.
26 Septiembre 2017

Autor: Eduardo Lomelí

 

Para decirte soy México. Tienes que sentir el dolor de un compatriota, para decir soy México, tienes que luchar hombro a hombro por aquel que se encuentra en desgracia, entregar la vida misma sin importar posición económica, color de raza u estatus social.

Leer más ...
24 Septiembre 2017

(La alegría del Evangelio)

(24 de septiembre 2017)

Leer más ...
24 Septiembre 2017

Por: Pepe Naranjo (ACPE)

 

Leer más ...
23 Septiembre 2017

Por: Pepe Naranjo

CONTRA-RELOJ.- A partir de este momento, la tragedia en la capital de nuestro país tomará un nuevo rumbo aún más dramático, pues se han rebasado las 72 horas siguientes al sismo de 7.1 grados Richter, agotando el plazo que marcan los protocolos internacionales para el rescate de víctimas que presumiblemente se encuentran aún bajo toneladas de escombros y varillas retorcidas. Duele decirlo, pero a partir de este lapso, se vuelve más difícil encontrar a alguna persona con vida. El Presidente Enrique Peña Nieto ha asegurado que mientras haya esperanza seguirán las labores, y aunque los milagros existen y toda la gente espera que ocurran, lo cierto es que cada hora, cada minuto, cada segundo que pase, las posibilidades reales disminuyen de forma irremediable.

Leer más ...
21 Septiembre 2017

Escritor: Eduardo Lomelí

 

La trata juvenil. En nuestro país se ha convertido de muchos años atrás en el segundo problema más importante en todas las entidades de México, principalmente fronteras que sólo esperan a las víctimas para someterlas a la explotación, obligándolos a trabajos forzados, prostitución, a delinquir para los líderes de las organizaciones delictivas, violando de esta manera sus derechos humanos.

Leer más ...
Página 1 de 13