EU dobla apuesta contra Norcorea

EU dobla apuesta contra Norcorea Agencias

(Agencias)

Donald Trump redobló ayer su virulencia contra Corea del Norte, que ha amenazado abiertamente con atacar el territorio estadunidense de Guam, en el Pacífico.

Acusado por el régimen de Kim Jong-Un de “falta de cordura”, el Presidente estadunidense defendió ayer su promesa de “fuego e ira” contra Pyongyang por continuar con su carrera armamentística, afirmando que “quizá no fue lo suficientemente dura”.

Ya es hora de que alguien defienda a la gente de ese país y a la gente de otros países. Así que (...) quizá esa declaración no fue lo suficientemente dura”, dijo el mandatario al término de una reunión de seguridad con su vicepresidente, Mike Pence; su asesor de Seguridad Nacional, H.R. McMaster, y su jefe de gabinete, John Kelly.

La reunión se realizó en el campo de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey, donde pasa sus vacaciones.

Pyongyang presentó horas antes su plan de lanzar cuatro misiles contra la isla de Guam, bastión estratégico de Estados Unidos en la región, acción que consideró “una advertencia” a Trump.

Consultado sobre eventuales ataques preventivos, Trump se negó a hacer comentarios. “No hablo sobre eso. Veremos qué pasa”, dijo.

Ya veremos lo que hace con Guam. Si hace algo en Guam, (desencadenará) un evento que nadie ha visto nunca antes en Corea del Norte. Él verá (...). No va a poder ir por ahí amenazando Guam, Estados Unidos, Japón o Corea del Sur”, aseveró Trump.

Por su parte, el secretario de Defensa estadunidense, Jim Mattis, advirtió ayer que una guerra con Corea del Norte sería “catastrófica”, señalando que los esfuerzos diplomáticos están rindiendo frutos.

La tragedia de la guerra es bien conocida y no necesita otra descripción más allá de que sería catastrófica”, dijo Mattis.

Corea del Norte realizó con éxito en julio pruebas de misiles balísticos intercontinentales (ICBM), que podrían alcanzar territorio estadunidense.

El general Kim Rak-Gyom, comandante de las fuerzas balísticas de Corea del Norte, consideró “absurdas” las advertencias de Trump.

Un diálogo sensato es imposible con un tipo que carece de raciocinio y con él sólo funciona la fuerza absoluta”, indicó, citado por la agencia oficial de noticias KCNA.

Las tensiones en la península coreana tienden a agravarse días antes de ejercicios militares conjuntos entre Seúl y Washington, previstos para iniciar el próximo 21
agosto.

 

 

MISILES Y SISTEMAS DE DEFENSA DE PYONGYANG Y WASHINGTON
Las amenazas cruzadas entre Corea del Norte y Estados Unidos tienen como protagonistas al misil norcoreano Hwasong 12 y los sistemas de defensa estadunidenses SM3 y THAAD, instalados en Guam, Corea del Sur y Japón.

MISIL ENTRANTE: EL HWASONG 12

El ejército norcoreano explicó que su proyecto, al que le dará los últimos toques a mediados de agosto, implicaba a cuatro misiles Hwasong-12 que se estrellarán a 30 o 40 kilómetros de la isla de Guam.

En un primer ensayo, realizado en mayo pasado, este misil de medio alcance (IRBM) recorrió 787 kilómetros. Fue lanzado con un ángulo elevado y, según los expertos, tendría alcance máximo de unos cinco mil kilómetros.

Eso hace que Guam, ubicada a unos tres mil 300 kilómetros de las bases de misiles norcoreanas, esté a su alcance.

Los especialistas descartan la posibilidad de que los misiles puedan fallar en su objetivo, y advierten que estos podrían impactar en la propia isla.

El Hwasong-12 quizá no sea el más preciso de los misiles –tiene una tecnología similar a la de la Unión Soviética en los años 1970– pero “puede fallar en su objetivo, como mucho, en cinco kilómetros”, indica Yang Uk, investigador del foro coreano sobre defensa y seguridad KODEF.

En vista de las distancias de vuelo anunciadas por Pyongyang, “el riesgo de golpear la isla por accidente parece más bien bajo, por el momento”.

SISTEMA DE DEFENSA SM-3

En caso de que Norcorea cumpla su amenaza y realice lanzamientos efectivos, se pondrán a prueba las capacidades balísticas estadunidenses en la región.

Japón advirtió que derribaría cualquier misil norcoreano que amenace su territorio. Tanto Tokio como Washington cuentan con un sistema de misiles interceptores Standard Missile-3 (SM-3).

Este sistema emplea la fuerza bruta –el equivalente a un camión de 10 toneladas lanzado a unos mil kilómetros por hora para destruir su objetivo, chocando con él.

Puede salir de la atmósfera terrestre e interceptar misiles balísticos a gran altitud.

Su fabricante, Ray-theon, compara esta técnica con la de “interceptar una bala con otra bala”.

Si los misiles atacan Guam, Estados Unidos actuará, es natural”, considera Takashi Kawakami, especialista en temas de Defensa y profesor en la universidad Takushoku.

Japón y Estados Unidos actúan juntos, la probabilidad de una intercepción debería crecer”, explica. “Pero también es posible que ciertos misiles fallen”.

Japón dispone también de sistemas antimisiles Patriot, que se pueden utilizar a menor altitud.

SISTEMA ANTIMISILES THAAD

Washington ha desplegado el potente escudo antimisiles THAAD (Terminal High Altitude Area Defense) en la región Asia-Pacífico, incluyendo Corea del Sur, Japón y Guam.

Como el SM-3, el sistema utiliza la energía cinética del interceptor para destruir su objetivo, por la fuerza del impacto, y fue probado con éxito contra un IRBM por primera vez en Alaska el mes pasado.

Pero la intercepción se produce en la fase “terminal” del vuelo y es poco probable que las baterías instaladas en Corea del Sur y Japón sean eficaces.

Y, según los expertos, para el escudo de Guam podría ser difícil contrarrestar el ataque de cuatro misiles simultáneos.

Cuatro objetivos al mismo tiempo promete ser divertido”, dijo en Twitter Jeffrey Lewis, del Instituto Middlebury de estudios internacionales, de California.

Yo agregaría uno o dos Aegis”, añadió, en alusión al sistema de defensa que incorporan los navíos estadunidenses y japoneses y que incluye SM-3.

Valora este artículo
(0 votos)
  • tamaño de la fuente